6/26/2006

España: "retraite" de Europa


Edward Prescott, premio Nobel de Economía en 2004, es entrevistado por El Mundo. Partidario de la supresión del FMI y de la reducción de los impuestos directos, así como defensor de un sistema privado de sanidad, actualmente divide su tiempo entre su cátedra en la Universidad de Arizona y la asesoría de distintos entes norteamericanos como la Reserva Federal del Banco de Minneapolis.

Bajo el titular "España necesitará grandes centros médicos para los jubilados europeos" repasa la actualidad económica mundial, y en una pregunta referida a la situación española como centro vacacional de Europa, asegura lo siguiente:
"Si la gente con recursos se va a vivir allí cuando se jubilen, necesitará un alto nivel de atención sanitaria, lo que quiere decir que se necesitarán grandes centros médicos. La clave es que la gente encontrará otras cosas que hacer. La construcción seguirá fuerte durante una temporada, pero no eternamente. Entonces se desarrollarán nuevos sectores y esto siempre es muy saludable para seguir creciendo".

Continua la entrevista confesándose "partidario de ahorrar para la jubilación" ya que "los impuestos y las transferencias son un sistema que no funciona".
***
Así puestos, sólo queda una conclusión: abrochémonos los cinturones. Porque visto lo visto, más les valdría a los gestores públicos tomar nota rapidito, pero, dicho sea de paso, lo más probable es que trátandose de un gobierno socialista como éste hagan justo lo contrario: más impuestos y más gasto.

Ahora bien, si las previsiones del profesor Prescott se cumplen (y no hay más que consultar la pirámide demográfica europea en las últimas décadas), ¿qué ocurrirá de nuestro país dentro de unos años? ¿España será el asilo europeo de moda? ¿La Reserva de Jubilación del Continente? ¿Quién va a pagar todas las prestaciones sociales que serán necesarias, la generación de triunfitos, la de Pepiño Blanco o se va a hipotecar la actual?

A la vejez viruelas en España. ¡Fútbol, sol, hospitales y pérgola! Y luego dicen de los tópicos...

Por otro lado, tendremos muchos mayores de quienes aprender. Seguramente, mucho más entretenidos, didácticos, ilustrativos y veraces que un libro de Historia Contemporánea de Santillana. Y con suerte todos los políticos, horrorizados por su logro en la gestión, huirán lejos, muy lejos, y ese peso menos que tendremos.


6 comentarios:

Rubén dijo...

No niego yo que a ete señor no le cuadren las cuentas. Pero es que a mi tampoco. Porque resulta que con tanta prestación la macroeconomía se va a hacer puñetas pero la microeconomía se mantiene. Parece que este señor maneja numeros con más ceros de los que yo veré en toda mi vida, por eso supongo que la tranquilidad que a mi me da saber que tengo seguridad social a él le de la risa. Lo siento pero a mi esta gente que nos dice que para estar tranquilo tenemos que jodernos y ahorrar me pone un poco nervioso. Además todo con el saludable objetivo de que las grandes empresas sigan siendo la leche de grandes.


Por cierto, tienes un hermoso blog.

VICTRIX dijo...

Hola. Es bastante probable que el sistema español de la seguridad social acabe colapsado por un motivo bastante lógico. Llegará un momento en que haya tantos jubilados como contribuyentes si tenemos en cuenta la pirámide de población española. Actualmente los jubilados están disfrutando de las contribuciones de los nacidos en el llamado “boom de los 60” en lo que fue un periodo de gran natalidad en España pero cuando estas personas envejezcan, la baja natalidad actual reducirá el nivel de las pensiones y serán necesarios los planes de pensiones privados.

Si tenemos en cuenta el uso que les dan no sería mala idea la reducción de los impuestos. Los impuestos provocan de por sí una pérdida irrecuperable de eficiencia en la asignación de recursos que afecta tanto a consumidores como a vendedores ya que la cuantía de los mismos recae sobre ambos (más sobre aquel cuyo comportamiento es más rígido) Así que de producirse éste pérdida los impuestos solo se deben establecer para satisfacer aquellas necesidades que los individuos no podrían satisfacer por si mismos (obras públicas, fuerzas armadas...) Con las excepciones de la seguridad social y de la sanidad y educación pública por el mero hecho de que los menores no deben responder del comportamiento de sus padres al ser personas independientes. Por lo tanto al ser menores desprotegidos tienen derecho a recibir sanidad y educación si el comportamiento de sus padres no les permite acceder a las mismas.

Ciertamente los gobiernos socialistas han demostrado dos cosas en el ámbito económico: Sus resultados económicos dejan mucho que desear en comparación con los obtenidos por gobiernos menos intervensionistas y el incremento del gasto público y en consecuencia de la inflación. Éste dato es bastante preocupante en España y ha sido decisivo para que la UE tenga que subir los tipos de interés, relentizando de esta manera el resurgimiento económico que Alemania está experimentando de la mano de Merkel. No es el principal problema de la inflación el de pérdida de poder adquisitivo ya que al fin y al cabo al ser más elevado el precio que paga el comprador también es más elevado el que recibe el vendedor; No obstante en este caso los salarios y pensiones públicas deberían estar indiciados. El principal problema de la inflación son las distorsiones fiscales que provoca al no contar con la misma cuando se fijan las leyes tributarias. Al no tener en cuenta la inflación, éstas leyes se fijan en los beneficios nominales y no los reales y aumenta la presión fiscal. A todo esto el gobierno tiene previsto aumentar en un 30% el gasto público a la par que voces críticas ya hablan de lo bien que funcionaría la zona euro sin España.

Rubén dijo...

Lo que no alcanzo a entender es como se puede garantizar la salud estando en maos privadas cuyo único inetres es el beneficio económico. Estamos hablando de sanidad y en mi opinión eso debería de hacer que lo económico quedara en segundo plano. No sabría dar una solución al colapso que afirmas, y que es casi seguro, pero suprimir la seguridad social me parece catastrófico pues es en mi opinión una de las grandes conquistas del pasado siglo y una de las pocas garantías.
Pasises en los que el sistema sanitario es privado nos dan ejemplos constantes de las desigualdades que eso genera.

VICTRIX dijo...

A todo el mundo le gustaría cobrar una pensión elevada y tener un excelente sistema sanitario gratuito. Y que el Estado le regale una casa en el Pirineo, por pedir que no quede (Frente al vicio de pedir está la virtud de no dar) El problema es cuando la seguridad social termine por colapsarse y haya que recurrir a los servicios privados. El colapso de la seguridad social no es cuestión de la ideología política del gobierno sino un simple problema de cifras. Nadie tiene la culpa de tener una pirámide de población envejecida. Por ahora el gobierno no puede obligar a los ciudadanos a concebir criaturas (mejor no demos ideas a la clase política...)

Anónimo dijo...

I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
»

Anónimo dijo...

Great site lots of usefull infomation here.
»