6/28/2006

Hablamos...


Éste fue el cártel de la campaña que Nuevas Generaciones del Partido Popular de Castilla y León organizó contra la negociación con ETA hace unos meses, y que al cabo de unos días, decidió retirar y anular según argumentó su presidente Alfonso García Vicente, porque "no era el momento adecuado y que hay que dejar el protagonismo a otras personas o colectivos, como las víctimas del terrorismo".
Personalmente, sigo sin entender por qué demonios se retiró la campaña, y lo que es más indignante, un cártel tan firmemente esclarecedor e ilustrativo. No lo sé, algo me dice que desconocemos lo que realmente llevó a la organización juvenil a suspender la campaña dentro de las siglas a las que obedecen, como es lógico por otra parte. De todas formas, era una buena forma de impulsar un movimiento juvenil de rechazo a las conductas políticas de turno: no todo lo que reluce es oro.

En vista de lo ilustrativo que resulta, aquí, que no respondemos a siglas y sin ningún tipo de complejo pese a estar suspendida la campaña que pretendía tener lugar, lo recordamos. Por si a alguien alguna vez le da por mover un dedo...
Puestos ya,
...hablando se entiende la gente, ¿no es así?

6 comentarios:

VICTRIX dijo...

Marta, algo me hace pensar que la campaña fue suspendida porque en el mundo de lo políticamente correcto no conviene realizar actuaciones que llamen la atención porque eso significa que pueden ser criticadas. Mejor que todo siga tranquilo y que a los políticos no se les revuelvan sus aguas. Y es que en este mundo de la política como profesión remunerada al Partido Popular no le interesaría que el PSOE utilizase su léxico ambiguo y demagógico para hacer creer a la gente que se oponen al “proceso de paz” que hará que la España autonómica y plural de la diversidad alcance cotas de progreso inimaginables. ¿Cómo se va a oponer el PP a semejante proeza? Perdería votos y eso supondría un descenso de escaños así como el consiguiente efecto que ello provocaría en el mundillo de los políticos que podrían ver peligrar su mayor logro: cobrar por no hacer nada. También puede influir el hecho de que el PP gobierne en Castilla y León, al ser ésta una Comunidad fronteriza con el País Vasco. Qué miedo deben tener. “De las Herriko Tabernas a Treviño tres pasos”, deben pensar. Pues eso.

Enhorabuena por tu blog porque eres capaz de mostrar desde una perspectiva diferente los problemas que muchos otros, entre los que me incluyo, solo sabemos tratar desde un punto de vista completamente teórico y politizado a modo de noticia de prensa o de insulsa teoría socio-política...

Un saludo.

Rubén dijo...

Miedo me da comentar algo sobre este tema, y no lo digo por la gente que aquí participa, sino por el tema en sí.
Procuraré escoger las palabras con tino y no tengo ninguna intención de hacerme el gracioso ni de ir de intelectualillo. El tema es lo suficientemente jodido como para dejar de lado lucimientos y otras tonterías, insisto que no va por nadie.

Aclarado esto me explico:
Creo que la premisa básica de la lucha antirrerorista es la de evitar más victimas y para ello hemos de usar todos los medios disponibles y si la negociación es uno de ellos bienvenida sea. Las acciones policiales que han sido llevadas a cabo hasta ahora no han acabado con ETA. Creo que es el momento de buscar otra solución. En cuanto a la memoria de las victimas¡uf! tema difícil. Por un lado siento un respeto casi sagrado por su memoria y por otro siento un deseo gigantesco de paz y de que no crezca esa oscura cifra. Esa son las razones por las que me pongo del lado del diálogo.
Hasta aquí todo teoría. En la práctica creo que esto se está convirtiendo en algo vergonzoso, los políticos sin escepción están haciendo un uso asquerosamente partidista, hay una rábia en la mayoría que resulta amoral. Se trata de un tema sumamente complejo que necesita de una sangra fría como no se ha visto jamas en este país y no veo a nadie capaz de mantener esa actitud. Por una lado el PSOE afirmo pero no concreta, por otro lado el PP afirma con rotundidad cualquier rumor y antes de que se comunique nada ya se está echando las manos a la cabeza.
En cuanto a la AVT creo aunque suene frío que no es el momento de que intervenga. Si ETA matara a cualquiera de las personas que yo amo cogería una pistola e iría por todas las Herriko Tabernas sin dejar a nadie con vida porque odiaría tanto que todo me daría igual. Precisamente por eso e insistiendo en que la actitud necesaria para afrontar esta situación ha de ser de extrema frialdad creo que no es el momento de la AVT.
En cuanto al cartel es en mi opinión de muy mal gusto, insisto en que no es el momento de los golpes de imagen sino de la inteligencia sometida a la búsqueda de la paz.

Anónimo dijo...

A Rubén conviene invitarle a aclarar sus ideas. ¿Cuándo es momento de "someter la inteligencia"? ¿Someterla a qué? ¿Al cañón de una pistola?

¿Dónde está el "mal gusto" del cartel? ¿Será que es de mal gusto recordar la realidad? Por ahí deben de ir los tiros, y no es chiste.

Finalmente, ¿a cuántos como Rubén tendremos que explicarles todavía que el objetivo del terrorismo no es matar por matar, sino matar y amedrentar para que "dialoguen" contigo? Con esa gente, que eso sí, a calculadora frialdad no hay quien les supere, ¿qué "diálogo", qué "paz" ni qué niño muerto, y tampoco esto es chiste? ¿Quiere Rubén vivir esclavo a cambio de que no le maten? Pues adelante, "dialogue" con los que le encañonan. El problema es que vivir con dignidad es otra cosa.

Anónimo dijo...

Vivir eclavo y dignidad y todos eso, bonitas palabras para alguien que no esta amenazado, para alguien que no lleva escolta para alguien que no teme por su familia. Los que quieran sacar pecho que se alisten en la legión.

Eduardo Robredo Zugasti dijo...

Las acciones policiales sí estaban terminando con ETA, y lo hubieran hecho con el soporte conjunto del poder judicial y ejecutivo. En todo caso, es ahora (oigo al presidente Rodríguez hablar ahora mismo en rueda de prensa de "defender los valores democráticos y constitucionales")cuando ETA se está saliendo con la suya. ETA y el PSOE. Es de sinverguenzas y maleantes apelar a la "paz" cuando no existía ninguna guerra. En todo caso, aún cuando existiera una guerra, los españoles no podían aceptar otra "paz" que la paz victoriosa. Esto, en cambio, es la paz de la rendición.

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»