1/05/2007

Ashley X

Entre la oleada de noticias se cuela una sorprendentemente anómala: no es terrorismo, no es accidente de tráfico, no es huracán, no es estadística. Quién sabe lo que es.
En Estados Unidos unos padres deciden mantener a su hija con un retraso mental comparable al de un bebé, indefinidamente, sometiéndola a cirugía y tratamiento hormonal.

Ella es Ashley, tiene nueve años, y sus padres no quieren que crezca más. El motivo: una enfermedad incurable llamada ‘Encefalopatía estática’, que dejó a la pequeña con una apariencia de tan sólo tres meses, condición que le impide a Ashley conversar, comer, pronunciar su propio nombre e incluso sostener su cabeza.
Ante todo esto los padres optaron por un tratamiento que frena el crecimiento físico de su hija, bloquea la menstruación, impide el desarrollo de pechos y, además, permite la extirpación del útero. Según ellos, con el propósito de evitarle a su hija cambios, dolores y problemas propios de un cuerpo adulto, frente a los cuales ella no podría adaptarse con una mente de tres meses. El tratamiento aprobado por un comité de ética médico estadounidense la señala como la paciente Ashley X, y genera gran polémica entre la comunidad científica.



4 comentarios:

o s a k a dijo...

'el hombre ante la enfermedad'

un misterio

n a c o

Nicholas Van Orton dijo...

No creo que sea ninguno de los cuatro supuestos que usted plantea. Todo se reduce al drama que deben vivir unos padres y a una decisión complicada. No opino en profundidad ya que no me siento capacitado para hacerlo.

Anónimo dijo...

A mí me suena aterrador...Tendría que estar en la situación para saber que haría, pero, ¿no hay muchos niños así y nadie se ha planteado operarlos?

Brid

Marta dijo...

En efecto, hay muchos niños. Así, y me arriesgo a decir que mucho peor si hablamos del mundo entero. Lo cual no quiere decir que su caso no sea especial. Pero también es cierto que la prensa no frecuenta los orfanatos de países en desarrollo, ni frecuenta África, ni frecuenta otras muchas situaciones en las que la vida y la muerte pelean casi a cada instante. Supongo que este caso a saltado a la luz por lo polémico del tema que se esconde detrás.

Y gracias por la doble visita, Brid. Siéntete siempre como en casa.

Abrazos.