3/10/2007

¡Pucela se hizo Mayor!



(20.35 horas, 9 de marzo de 2007)

¡A lo grande!

De nuevo ahí estábamos presentes. Eso sí, con dos matizaciones esta vez: eché de menos un minuto de silencio, y creo que sobraron algunos toques excesivamente partidistas que faltaron a la espontaneidad de, por ejemplo, las pancartas y los cánticos -aun ciertos, algo repetitivos-.
Como siempre fue, despertó la ciudad, pero por primera vez en veinte largos años (que yo sepa) salimos en la foto. Un poquito de atención, leñe, que ya era hora.
Y por primera vez también:
¡AUPA PUCELA!
En esto sí...

4 comentarios:

El Cerrajero dijo...

Mal hace el (des)gobierno de Rodríguez el Traidor en no escuchar a la calle y, peor aún, decir que es porque somos de extrema derecha y aplicar su esfuerzo en querer liquidarnos.

VICTRIX dijo...

Así es, Valladolid es una de las ciudades que más está apoyando a las víctimas y cuestionando la actuación del Gobierno; Muestra de ello fue la gran manifestación de ayer que también se repitió en otras ciudades de Castilla y León y de España. La policía habla de cerca de 20.000 personas en Salamanca, 10.000 en León, 7.000 en Burgos, 2.000 en Palencia y Ponferrada... ¡Zapatero, tu tierra no te quiere! Por cierto, el miércoles terminaré los últimos trabajos que me mantienen ocupado y volveré a actualizar mi blog con normalidad, empezando, como no podía ser de otra manera, con la manifestación de hoy y la situación que se está viviendo en España. Un cordial saludo... y ¡aupa Pucela!, qué menos...

Marta dijo...

Empiezo a creer, Cerrajero, que ésa es su única táctica. Desde sus altavoces oigo criticar, endiablar, maldecir y descalificar a los ciudadanos anónimos que asisten a las manifestaciones con un própisito bien digno y respetable, con o sin siglas que les respalden, eso al fin y al cabo da igual. Ya no hablan ni debaten ni aportan argumentos algunos, sólo censuran el resto. Creo que no tiene mucho futuro quien únicamente dedica su tiempo en refutar el de los demás. Al menos, es cierto Victrix, Castilla y León en concreto, y España en general, responden cuando se toca la fibra sensible de la gente: y ésta no es la denominación de una realidad supramegaintraextranacional, o lo que quiera que aparezca en un documento que poca gente se molesta en leer, sino la realidad de ver a un terrorista paseando por la calle mientras una mujer sigue siendo viuda y una joven sigue sin tener piernas. Sigamos adelante, ya que tenemos esa suerte.

Un abrazo a los dos.

o s a k a dijo...

Pucela me pone!!


n a c o