7/16/2007

Missing

...y así como rezaba su nombre, "nunca máis" volvieron a abrir la boca

Los desastres son desastres gobierne quien gobierne. Lo peor es cuando el desastre llega precisamente por ser gobernados malamente. Y los perjudicados siempre son los mismos: los ciudadanos que pagan. Con permiso, gobernantes, váyanse a freír espárragos...