8/25/2007

I am back!


Hoy no puedo ser más feliz. Diríase que voy un palmo por encima del suelo. A la vuelta de un verano de desconexión total, hasta creo que me desconecté de mi propio yo consciente y subconsciente, y de retiro espiritual y monetario en la más afrodisíaca galaxia de las ovejas y los tréboles, me encuentro de sopetón con esto. ¿Será un augurio de lo que me espera este año? Para bien de los demás, ojalá que no...

¡Me han dado un premio! Sí, sí, abracadabrante. Y no es el premio a la locura ni el limón amarillo ni nada por el estilo. Es mucho más emocionante y significativo, si cabe, cuando quien me lo ha concedido es un amigo al que debo, para empezar, el motivo del mismo. Se trata del Thinking Blogger Award, así, con mayúsculas que lo merece. Y como suele pasar, no tengo ni idea de dónde ha salido, pero me ha encantado recibir uno, así que me lo apropio. Según tengo entendido se otorgan a aquellos blogs que te hacen pensar y que sueles visitar a menudo. Vamos, que te iluminan el arduo y a veces desconcertante día a día o algo por el estilo. Qué grato honor ser yo una premiada entonces.


Que algunos pensarán, ya están los americanos inventando chorradas. Pues no. Y si me toca, además, al más puro estilo almodovariano, corro a por él, peloteo un poco y sonrío a la cámara. De todas formas, decir que es una buena noticia que existan cosas tan originales en la blogoesfera. Siempre hay una buena excusa para postear.

Lo que no quiero confesar ahora es la cantidad de bombones que envíe a Samuel durante todo este verano... Eso queda entre nosotros. Si es que no se pueden tener amigos así. Esto te hace sentir la reina del universo cuando ni siquiera controlas el orden de tu escritorio. Pero de alegría también se vive. Y mejor, además. Gracias, de verdad.

Y para cumplir con el rigor de las bases, me convierto por arte de magia, o por arte de laurel, en mano omnipotente para otorgar el premio a otros cinco blogs que me lo merezcan. Jamás tanta tensión atravesó mi cuerpo...

Chun-chun, chun-chun...

Tiburón!

No, no, aquí no. Perdón. (Vuelve Marta....)

Pues, leñe, ¡a quien va a ser sino a O S A K A! Que vale por cinco y por muchos más. En algo había que romper las normas...

Enhorabuenaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
a!



Corto y pego las bases.

1.- Sí, y solo si, alguien te da el premio escribe un post con los 5 blogs que te hacen pensar.

2.- Enlaza el post original para que la gente pueda encontrar el origen del premio.

3.- Opcional, enseña el botón del premio enlazando el post que has escrito dando tu premio.

(Remarco: si y sólo si, ojo a listillos)




Lo dicho, encantada y gracias por contar conmigo. Voy corriendo a colgarlo en la ventana del patio para que lo vean brillar las vecinas...