9/23/2006

Los siete errores




Proponemos un juego: localizar los siete errores entre estas tres fotos. A aquellos que lo consigan se les obsequiara con un regalo... ¿Y bien? Esa espléndida "Aurora de Progreso" nazional-social-lista (triciclo tripartítico) que luce el chavaluco en la imagen inferior.















¡Buena suerte!

8 comentarios:

In memoriam dijo...

He encontrado sumamente oportuno e irónico este post suyo, razón por la que me he permitido recomendarlo en un foro en el cual participo. Gracias y enhorabuena por su blog.

Marta dijo...

Pues gracias a usted por la visita, el aprecio y la recomendación. Aprovecho para curiosear en el foro y en su otra puerta. Buenos vientos!

What if... dijo...

Magnífica su biblioteca digital. Acaban de regalarme uno de esos libros (en realidad 4 por aquello de la ergonomía)con interminables palabras de elogio.
No he encontrado los siete errores, sólo he visto 1. Pero tan grande...
Saludos

VICTRIX dijo...

La mala interpretación de las doctrinas políticas en España arranca tras la guerra civil, cuando se consideraba que toda ideología que se opusiese al franquismo era necesariamente liberal. Salvando las distancias, obviamente, el nacionalismo catalán comparte ciertos rasgos con cualquier otro nacionalismo, incluido el alemán de entreguerras. Podemos citar por ejemplo la marginación de quién opina diferente, como ya pudimos ver con el discurso de Elvira Lindo, con los altercados cuando algún no nacionalista pretendía dar un mitin o con las multas que se imponen a quienes rotulan sus carteles en castellano. Igualmente se reivindican territorios en un afán expansionista como sucede con los llamados “Paisos catalans” que pretenden apropiarse de lo que siempre fue la Corona de Aragón. Pero el revisionismo histórico está a la orden del día. Seguramente Carod Rovira no sepa que lo más cercano a su milenario imperio catalán fue la llamada “Marca Hispánica” (el nombre tiene gracia) que para nada comprendía la Comunidad Valenciana y Baleares.

Un cordial saludo.

Marta dijo...

"What if", confieso que yo traté de buscarle errores, pero paradójicamente sólo encuentro aciertos. En fin. Gracias, pero la biblioteca es pura casualidad, recopilé algunas direcciones de obras digitalizadas que había leído y que considero básicas en cualquier casa (en este caso, disco duro). En este aspecto, si le recomiendo que visite la espléndida biblioteca que compone Occideten Victrix, nuestro amigo, que aprovecho ahora para felicitarle sucesivamente desde aquí. Ésa es mucho más grande.

Y respecto a su comentario, victrix, pienso que lleva razón. Son muchas las similitudes que describe, para empezar el afán territorialista de acaparamiento y sometimiento de otras zonas en base a criterios históricos, que, en efecto, desconocen mayormente. Me cachis, y que nadie se atreva a denunciarlo como es debido...

Marta dijo...

Ahora que lo pienso, ¿no reconocen ustedes un parecido casi prodigioso entre este personaje catalán perpignalista y otro rostro de una de las fotos? Caray, permanezco absorta.

Anónimo dijo...

Yo lo único que veo es un estado intolerante al que le molesta que le muestren en la cara sus verguenzas.

En la Gran Bretaña compiten las selecciones de Escocia, Gibraltar o Gales. Y Dinamarca juega partidos oficiales con las Islas Feroe y no pasa nada.

Catalunya sólo pide competir oficialmente y lo único que se encuentra es que el estado español juega sucio y lo impide. Por ejemplo en la admision del hockey, unos delegados españoles amenazaron a diversos delegados sudamericanos y africanos para evitarlo.

Los españoles no aceptais la libertad de los demás. Todo lo teneis que hacer por la fuerza bruta.

Dónde está la libertad ?

Si un catalán quiere competir con su selección tendria que poder hacerlo. Igual que un vasco. Que somos los que lo pedimos.

Vaya, molesta que retraten la realidad: España no deja jugar a Catalunya.

Pues si os molesta ver retratada vuestra intolerancia, nos dejais jugar y en paz.

Anónimo dijo...

Y hablando de nacionalismo y deporte, todavia recuerdo cuando los telediarios abrian su edición con el gran "juanito" muehleg agarrado a una bandera española después de ganar tres medallas en esquí de fondo.

Despues todos estos "NO-nacionalistas" se fueron con el rabo entre las piernas cuando se descubrió que este "español" se dopaba.