4/27/2007

Momentazo



4 comentarios:

Nicholas Van Orton dijo...

Rompió sus cadenas y se hizo libre; aunque fuera durante un lapso. Algo es algo.

o s a k a dijo...

me-encanta-esta-foto

es de una alegría contagiosa

n a c o

PD.- por cierto: cómo la hiciste?? :DDDD

Anónimo dijo...

Creo que no podemos ni llegar a imaginar la felicidad que alcanzó...

¡Qué sueño vivido!

Brid

suga-agus dijo...

El sr. Hopkins, es un ejemplo perfecto de como las circunstancias personales se imponen a la hora de componer una cosmovisión particular.

Desde su terrible condición de incapacitado físico (que no mental) me lo puedo imaginar sonriendo maliciosamente para sus adentros, al llegar a la conclusión de que toda la humanidad junta significa poco menos que una irrelevante partícula de polvo dentro del Universo.

Sintiéndose íntimamente algo ménos inválido, sólo por su priviliegiada consciencia ante la magnitud de semejante epifanía...